#3 DE 10 CONCEPTOS IMPORTANTES QUE CONVIENE SABER SOBRE EL CUIDADO QUIROPRÁCTICO EN NUESTRA CONSULTA

97a8d414728688b011910964ff64323a.jpeg

EL ATLAS, LA PRIMERA CERVICAL

No todas las vértebras, y por lo tanto, los ajustes, son igual de importantes.

Nuestra neurología es complicada y no hace falta que entiendas de anatomía ni de neurología para comprender cómo funcionamos.

Siempre usamos la analogía del panel de control de nuestra casa, porque salvando las diferencias entre nuestra casa y nuestro cuerpo, sirve para explicar la importancia de cuidar la primera vértebra: El Atlas, ya que es nuestra “general”.

Si esa vértebra no está bien, no tiene sentido que toquemos ninguna otra, y de la misma manera, si corregimos la subluxación a ese nivel, el impacto neurológico que conseguimos es general, en todo nuestro cuerpo.

El atlas, a nivel neurológico, está relacionado con nuestra digestión, con nuestra respiración, con nuestra postura, con cómo nos movemos, con nuestras defensas, con cómo pensamos y con un larguísimo etc…

El mayor problema que tenemos es que la subluxación de Atlas no “duele”, y por eso usamos la medición, la termografía por infrarrojos, en cada visita, para poder saber con especificidad cuándo necesitamos ajustarla. No es ni bueno ni malo. Es simplemente la manera más específica de saber si nuestro Atlas, está afectando al funcionamiento de nuestro cuerpo. Por eso, porque no duele, recomendamos a todo el mundo (niños, mayores, con o sin síntomas) que se hagan un buen chequeo quiropráctico… Porque su salud, más allá del dolor de espalda, depende de esa vértebra.

Si la medición está bien, y con el uso de otras herramientas, podemos detectar otras subluxaciones que también son importantes: en la analogía de la casa podría ser el fusible de la cocina o el del salón

Espero que ahora entendamos un poquito mejor la importancia de esta vértebra.

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura