¿CÓMO DE IMPORTANTES SON NUESTRAS RAICES?

e8b3a15059a57a8c0b760d7f26897c5e.jpeg

Si queremos ver un árbol fuerte y grande, lo más importante es asegurar el terreno. Centrarnos en darle una tierra rica en nutrientes, abundante agua y asegurar que tenga la cantidad de sol que necesita.

No podemos esperar que el árbol esté sano si las raíces están enfermas.

Lo que vemos, las hojas, flores y frutos, son la consecuencia de unas raíces fuertes y eficaces. No se ven, pero sabemos que están y que hacen su función.

Con nosotros pasa algo muy parecido. Lo que sentimos no es más que la consecuencia, y si queremos sentirnos bien, fuertes y sanos, no tenemos más remedio que cuidar nuestro cuerpo, por dentro y por fuera, lo veamos o no.

No podemos “plantar” lo justo para evitar el dolor esperando que nuestro cuerpo esté sanísimo. Si queremos que nuestro cuerpo esté sano de verdad, no solo sintiéndonos bien por fuera, vamos a tener que plantar unos nuevos hábitos, y qué mejor manera de empezar que cuidando nuestro sistema nervioso con la quiropráctica.

Los grandes cambios dan miedo, y la mayoría de nosotros no los hacemos de un día para otro. Si queremos cambiar de hábitos, mejorar, crecer y evolucionar, la mejor manera de asegurar el éxito es escoger pequeños cambios que podamos hacer cada día que nos puedan motivar a seguir. Así, sumando pequeños logros, conseguiremos la motivación que todos necesitamos para seguir.

¿Por dónde empezar?

Sin duda, desde nuestro punto de vista, por la Quiropráctica.

¿Por qué?

Porque es un cambio que no tendrás que tomar tú solo. Lo haremos contigo, y lo más importante, es un cambio que afectará a todo tu cuerpo, y eso sin duda, es ya una gran motivación.

¿tú ya has hecho el cambio pero quieres que un ser querido dé ese pequeño cambio? Déjanos ayudarte. Déjanos invitarle a que descubra lo que la Quiropráctica puede hacer por él.

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Centro Quiropráctico Ana Echeveste

Dirección: Tolosa Hiribidea, 29, 20018 Donostia, Gipuzkoa

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura