CÓMO LO QUE PENSAMOS MODIFICA NUESTRA BIOLOGÍA. PARTE II

La semana pasada vimos cómo las creencias arraigadas en nuestro subconsciente pueden provocar cambios en nuestra genética y la necesidad, por tanto, de reprogramarlas puesto que, al igual que los pensamientos positivos tienen efectos positivos en nosotros, los pensamientos negativos pueden influir en sentido contrario.

Si creemos que algo puede hacernos daño, terminará siendo así. La química que provocan la alegría y el amor hace que nuestras células crezcan, y la química que provoca el miedo hace que mueran. Los pensamientos positivos son absolutamente necesarios para una vida feliz y saludable.

Existen dos mecanismos de supervivencia: el crecimiento y la protección.

Ambos nunca pueden darse al mismo tiempo. El crecimiento requiere el libre intercambio de información con el medio, mientras que la protección implica el cierre completo del sistema. Mantenida en el tiempo, inhibe además la producción de la energía necesaria para la vida. Para prosperar tenemos que buscar activamente estímulos que llenen nuestra vida de alegría y amor y desencadenen procesos de crecimiento. Es importante huir del estrés. Las hormonas del estrés inhiben los procesos de crecimiento y suprimen por completo la actuación del sistema
inmunológico.


Para saber cuáles son las creencias que deberíamos cambiar basta con que observemos nuestra vida. Siempre es fiel reflejo de nuestras creencias más profundas: lo que nos funciona bien son las cosas que el subconsciente apoya y lo que nos requiere una enorme inversión de energía son los aspectos que nuestro subconsciente no apoya.

Debemos deshacernos de los miedos y tratar de evitar inculcar creencias limitadoras en nuestros hijos: los comportamientos, creencias y ac=tudes que observen en nosotros se grabarán en su cerebro y controlarán su biología el resto de su vida, a menos que se esfuercen en reprogramarlos. Especialmente importantes son las percepciones que forman de los 0 a los 6 años, cuando el cerebro recibe la máxima información en un mínimo tiempo para entender el entorno.

*ArMculo basado en una entrevista a Bruce Lipton en La Vanguardia.com el 17/6/13

Aprende más:

Newsletter Diciembre 2020

YA ESTAMOS EN DICIEMBRE Parece mentira pero se acaba el año….  Y ¡QUÉ AÑO! Seguro que tienes ganas de que pase todo… Normal, ¿no? Procuraremos

CÓMO PENSAMOS ES IMPORTANTE

Aquí os dejo una frase, a ver qué os parece… Si quieres pequeños cambios en tu vida, trabaja sobre tu actitud. Pero si quieres cambios

COHERENCIA CARDIACA

¿Qué es? Es un término que se usa para describir el sistema cardiovascular de una persona cuando los mecanismos eléctricos y mecánicos del corazón sincronizan

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Centro Quiropráctico Ana Echeveste

Dirección: Tolosa Hiribidea, 29, 20018 Donostia, Gipuzkoa

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura