¿CUÁNDO ACUDIR? ¿CUÁNDO IRSE?

85f96decf57b4ec6f35360c8b464cddc.jpeg


Español

Una de las preguntas que formula todo paciente que viene al quiropráctico y ya se siente bien después de algunos ajustes es: ¿cuándo me darás el alta?,¿hasta cuándo tendré que seguir ajustándome la columna para conseguir la plena salud?Y se podría responder con otra pregunta: ¿hasta cuándo estás dispuesto a mantener un buen cuidado de ti mismo?La plena salud en realidad no existe. La salud es un proceso en constante movimiento hacia adelante y hacia atrás, de flujo y reflujo, como la vida o las olas del mar. En medio de ese mar, calmado unas veces y agitado otras, se van ensartando las experiencias de la vida, los sentimientos, las emociones, los cuidados físicos o psíquicos que nos llevan a mantener el rumbo o a perderlo. Y uno debe de estar siempre al frente del timón.Según explica la quiropráctica, cada siete años tenemos un cuerpo nuevo, se produce una completa regeneración de las células, y es el sistema nervioso el que controla esa regeneración corporal. Si no hay interferencias (subluxaciones) en ese sistema de control, el sistema nervioso, el cuerpo se regenerará con buena información, y se va a regenerar sano.El problema es que la mayoría de las veces no reconocemos si tenemos una subluxación o no. Es difícil reconocerla porque los nervios que reflejan sensaciones como el dolor, una vibración, la temperatura o el hormigueo componen sólo aproximadamente el 10% del sistema nervioso. Los demás nervios, cuando están dañados, no dan sensaciones perceptibles.Los quiroprácticos recomiendan que no se espere a tener dolor porque una visita al quiropráctico puede prevenir muchos trastornos de salud. Entonces, más que preguntarnos ¿cuánto tardaré en curarme?, mejor es formular la pregunta de otro modo, buscando la causa del problema: ¿Por qué me puse enfermo?, ¿Cómo se originó mi enfermedad?, ¿Qué emociones están relacionadas con ella, qué sentimientos, qué pensamientos, qué hábitos de vida, qué modos de vida tóxicos, etc.?Sanar es cambiar.

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura

completado
0%