DOLORES GENERALES

3936db634b047665cdb955a85fbfc0af.jpeg

Los quiroprácticos son famosos por ayudar con los dolores de cuello y espalda. Debido a ello, la mayoría de la gente acaba en la consulta del quiropráctico pidiendo ayuda para dichos problemas. No obstante, aunque las personas pueden empezar a tratarse por ese motivo, muchas se quedan mucho después de que el dolor se haya ido. Incluso llevan a otros miembros de la familia a visitar al quiropráctico. Se dan cuenta de todos los demás beneficios que la quiropráctica puede aportar a su salud general.

Los quiroprácticos también tienen buena reputación por ayudar a aliviar el dolor corporal en general. Debido a ello, la mayoría de la gente acaba en la consulta del quiropráctico buscando ayuda para estos problemas. Afrontémoslo, cuanto sientes dolor, buscas la manera más rápida de salir de él.

Quien sufre un dolor acude en primer lugar a su médico, que determina si existe alguna causa orgánica, como un cáncer o infección, que lo explique. Si no hay una causa orgánica subyacente y el paciente sigue sintiendo dolor, es posible que acabe en la consulta del quiropráctico. Generalmente experimentan dolores crónicos, es decir, un dolor constante que no se ha curado dentro del tiempo esperado y que no ha respondido a las medidas habituales para controlarlo. En lugar de ser orgánico, su dolor viene de una alteración funcional. Y son los quiroprácticos quienes están familiarizados con estas alteraciones funcionales.

La gente se suele quedar sorprendida de que el quiropráctico ponga tanta atención en ajustar la columna cuando la persona ha venido con un dolor en el hombro, en el brazo o en el pie. Y se sienten igualmente sorprendidos cuando su dolor desaparece debido a los cuidados quiroprácticos. Puede parecer muy milagroso el hecho de que quitar presión a un nervio de la columna cervical, por ejemplo, haga desaparecer el dolor de la muñeca, pero es exactamente así como funciona la quiropráctica.

Aunque las personas puedan empezar el cuidado quiropráctico debido a un dolor, muchas de ellas continúan mucho después de que el dolor se haya ido y se hacen pacientes de por vida. Incluso llevan a sus familias a ver al quiropráctico. Se han dado cuenta de todos los demás beneficios que puede aportar a su salud general. La quiropráctica es genial para el dolor, pero también es buena para muchas otras cosas.

“Más años en su Vida y Más Vida en sus años”, Lynn Mcavenia

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura