¿ES LO MISMO SENTIRSE MAL QUE ESTAR ENFERMO?

55974bcaf792b20e5b68596c5226e819.jpeg


Español

A principios de la semana pasada, un paciente vino para su chequeo semanal. La medición estaba bien (no necesitaba un ajuste), así que le felicité. Se levantó de la camilla con expresión confundida en su cara y dijo :”¡Pero si estoy enferma! ¿Cómo puedo estar bien cuando estoy enferma? ¿Estás seguro de que estoy bien? Le pregunté a qué se refería cuando decía que estaba “enferma” y respondió: “Estoy congestionada, estoy tosiendo y me siento agotada, ya sabes ¡ENFERMA!”. Le dije que el problema no estaba en mi valoración de su sistema nervioso, sino en su definición de la palabra “enferma”.La medicina tradicional llama a la presencia de síntomas “enfermedad”, pero la verdad es que enfermamos antes del inicio de los síntomas. Éstos son realmente un indicador de que nuestro cuerpo ha reconocido con precisión una invasión o toxina y está respondiendo activamente creando fiebre, mocos, tos, diarrea,…para eliminarlo del cuerpo. Es la inflamación que se da ante cualquier agresión (una herida, un golpe, una bacteria…), y que es necesaria para la reparación del tejido. El comienzo de los síntomas, que siempre llamamos “enfermedad”, realmente es tu cuerpo funcionando ¡BIEN!Supongamos que dos personas van a un restaurante y comen algo de pescado en mal estado. Uno de ellos vomita en una hora, pero el otro está bien hasta la mañana, cuando él también se encuentra enfermo. ¿Cuál de los dos tiene el sistema inmune más fuerte y sano? Mucha gente diría que el segundo es el más fuerte y sano porque su cuerpo es capaz de tolerar el pescado en mal estado más tiempo antes de que se “pusiera enfermo”. Pero la verdad es que el primer hombre tiene el sistema inmune mejor porque es capaz de reconocer el invasor y empezar el proceso de eliminación antes que el segundo hombre.Así que, ¿cómo podía la paciente sentirse tan mal y no necesitar un ajuste? Si estuvieras delante de una lavadora durante el ciclo de lavado, pensarías que tu ropa en realidad puede quedar peor al ver lo sucia que sale el agua, pero la verdad es que la suciedad tiene que salir antes de que la ropa quede totalmente limpia. Sabemos que la lavadora está funcionando correctamente, no necesitamos hacer nada más excepto permitir que el ciclo se complete por sí solo.De la misma forma, tu cuerpo se “limpia a sí mismo” de toxinas y gérmenes con síntomas que aparecen en un comienzo como si estuvieras empeorando, cuando en realidad estás mejorando. Si sabemos que tu principal sistema de control (tu sistema nervioso central) está trabajando, funcionando correctamente, no hace falta hacer nada más, excepto permitir que el ciclo se complete por sí mismo.

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura

completado
0%