Español

LOS SÍNTOMAS

A veces, todos tenemos dolores y síntomas. Nos caemos, tenemos catarros, dolores de cabeza etc…

El objetivo de la quiropráctica no es eliminar estos síntomas sino optimizar tu función para que tu cuerpo esté mucho más fuerte. Cuanto más fuerte estés menos síntomas tendrás, y cuando los tengas, más leves serán y más rápido te recuperarás.

No pretendemos suplir a tu médico de cabecera. Pretendemos que le necesites cada vez menos porque estás cada vez más sano.

Durante el cuidado quiropráctico, sobre todo al principio, es posible que tengas molestias hasta después de los ajustes. Sean por los ajustes o no, y con todas las dudas que tengas en general, estamos para resolver tus dudas, pero es importante que sepas que los síntomas que tienes no determinan ni dónde ajustamos ni cuántas vértebras.

Ante cualquier duda, comparte lo que te preocupa, y procuraremos ayudarte con recomendaciones para hacerte el proceso más fácil. De cualquier manera, la reparación la tiene que hacer tu cuerpo, y tenemos que darle tiempo.