Español

La salud es mucho más que sentirse bien. Mucha gente responde a la pregunta del título diciendo que “la buena salud consiste en sentirse bien”. La respuesta no está mal, pero en realidad no tiene mucho que ver con gozar de una buena salud.

¿Qué es la salud? Es mucho más que cómo te sientes. La organización Mundial de la Salud la define así: la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no simplemente la ausencia  de afecciones o enfermedades. El diccionario Webster la define como sigue: la salud es un estado de plenitud en el que todos los órganos funcionan al 100% el 100% del tiempo. La salud no consiste sólo en cómo te sientes, sino en cómo funcionas. Miles de estadounidenses mueren por ataques al corazón cada año, y el ataque fue el primer síntoma de la enfermedad. No puedes esperar a que los síntomas aparezcan para actuar.

Los síntomas son un mal barómetro de la salud y suelen aparecer en una fase avanzada del proceso de la enfermedad. ¿Qué prefieres, llevar un estilo de vida de bienestar de manera que tu cuerpo funcione a un nivel óptimo, o llevar el típico estilo de vida estadounidense y permitir inconscientemente que diferentes enfermedades alcancen un estado crítico antes de buscar soluciones?

¿De dónde viene la salud? La salud viene de dentro. Tu cuerpo tiene la habilidad innata de curarse a sí mismo, ya que naciste para estar sano. La trampa consiste en que para que tu cuerpo sea capaz de autocurarse no debe existir  ninguna interferencia en el sistema nervioso. El sistema nervioso controla la actividad de cada célula, tejido, órgano y sistema de tu cuerpo. Y la principal causa científica de interferencias en el sistema nervioso hoy en día son las subluxaciones vertebrales.

El bienestar es el proceso de alcanzar salud, felicidad y vitalidad, lo que te permite aprovechar al máximo tu vida.

Acude al quiropráctico con tus seres queridos para eliminar las subluxaciones y estarás más cerca del bienestar.