Español

Muchos de vosotros estáis un poco confusos con respecto a la medición que hacemos justo antes de ajustar.

¿Para qué sirve? ¿Qué indica?

Muchos de vosotros relacionáis cómo está esa medición con cómo os sentís vosotros. Tenéis la sensación de que las mediciones de algún día supone una vuelta al principio etc.. así que hoy toca aclarar una serie de conceptos, y para eso voy a utilizar una analogía que creo nos va a ayudar a entender todas estas cosas un poquito mejor.Imaginad una planta en vuestro salón. La verdad es que la planta crece por sí sola, y vuestro trabajo realmente solo consiste en aseguraos de que tiene lo que necesita: luz y agua, por supuesto. No todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua, e incluso, la misma planta, según la temporada, puede necesitar más o menos cantidad. Lo que sí es seguro es que regamos en función de la necesidad de la planta, no de la pinta que tiene. Tocamos la tierra y si está seca, regamos. Así de sencillo.

Si la planta necesita agua, se la damos, y si la tierra está húmeda, poco sentido tiene que le demos más, ¿no? Imaginaos estas 4 posibilidades:

  1. La planta está seca y tiene un aspecto un poco pocho: sin duda regamos (AJUSTAMOS)
  2. La planta está seca y está preciosa: pues regamos también, y encima con la alegría de darle a la planta lo que necesita antes de que llegara a apocharse, ¿no? Estamos ayudándole a seguir bien (AJUSTAMOS)
  3. La planta tiene el agua suficiente y está preciosa: pues ¡qué alegría!. Que siga así. No tiene sentido que reguemos más sino dejarle seguir haciendo lo que mejor sabe: crecer (NO AJUSTAMOS)
  4. La planta tiene el agua suficiente pero está pochita: ésta es la que cuesta un poco más entender, al menos en nuestro cuerpo. En la planta tal vez esté bastante claro que por mucho que reguemos más no vamos a ayudarle, sino todo lo contrario. Solo nos toca esperar y seguir dejando que la planta haga lo que mejor sabe, pero desde luego, no darle más agua. (NO AJUSTAMOS)

¿Sabéis que en el cuerpo pasa algo parecido? La medición que hacemos cada día justo antes del ajuste nos indica si hay necesidad de ajustar el Atlas o no, la vértebra que neurológicamente tiene un efecto mayor y más generalizado. Nada más. Ni cómo te sientes, ni cómo vas, ni si has vuelto para atrás… sencillamente si hace falta ajustar el atlas o no. Es algo parecido a tocar la tierra para saber si hace falta regar o no…