Español

El éxito, ya sea en la salud y en la vida en general, está en poder adaptarnos de la mejor manera posible.

¿Por qué os cuento todo esto?

Porque nunca podremos controlar todo lo que nos pase. Estamos expuestos a miles de tipos de estrés, que podríamos resumir en tres tipos

- físico (caídas, malas posturas, sedentarismo….)

- químico (comida basura, alcohol, azúcar, virus, exceso de medicaciones y otras drogas)

- emocional (trabajo estresante, problemas familiares, falta de sueño, problemas varios…)

Pensar que podemos llegar a vivir sin estrés es un UTOPÍA. El estrés siempre estará, y menos mal que está, la verdad, porque es lo que permite a nuestro cuerpo estar cada vez más fuerte.

Entonces, ¿de qué depende que unos enfermen y otros no? ¿por qué unos se adaptan y otros no?

DEPENDE DE QUIÉN GANE LA LUCHA… El agente externo, o nosotros.

Ahora bien…. Si no tenemos mucho control sobre el agente externo… sobre lo que nos pasa, ¿no parece inteligente poner la atención sobre nosotros y procurar estar cada vez más fuertes?

¿Y ESO CÓMO SE HACE?

Hay muchas maneras de conseguir eso… Esa capacidad de adaptación depende, sobre todo, de nuestro Sistema Nervioso. ¿Cómo le ayudamos?

Lo primero: el cuidado Quiropráctico regular… es lo principal, porque eliminamos las subluxaciones que impiden que funcione como debe…

Así que…. ¡Buenas noticias! Vas por buen camino…

P.D.: no se trata de quitarte los síntomas. Al fin y al cabo son solo consecuencias de que algo no funcionaba bien… los síntomas irán desapareciendo a medida que vayas recuperando tu función normal (y no digo habitual, porque de habitual no tiene nada; estás muy por encima de la media, créeme)