Español

Debido a la larga historia de la quiropráctica, la creatividad e investigación que siempre han acompañado a la profesión, existen muchísimas técnicas para ajustar la subluxación vertebral.

Aunque hay más de ciento veinte técnicas reconocidas, lo que es importante saber es que todas son seguras, todas son eficaces y todas tienen como única finalidad la corrección de la interferencia nerviosa.

A menudo se cree que hay diferentes ajustes para diferentes casos, es decir, que hay un ajuste para tratar la presión sanguínea alta que es diferente del ajuste para el dolor de cabeza o para el lumbago, sin embargo los quiroprácticos insisten en señalar que el ajuste solo tiene un propósito, que es el de corregir o reducir la interferencia sobre el sistema nervioso.

La curación potencial de un caso sintomático o de una enfermedad ocurre cuando hay un correcto flujo nervioso hasta la zona afectada y una mejora en la química general del cuerpo. El procedimiento específico que use el profesional en cada caso será escogido después de haber evaluado cuidadosamente las radiografías y los datos del examen físico. Es importante saber que un doctor en quiropráctica solo intervendrá si el paciente presenta una subluxación vertebral. “ Tener una enfermedad u otra condición de salud no justifica un ajuste al menos que el paciente presente interferencia nerviosa”