¿HASTA CUÁNDO TENGO QUE VENIR AL QUIROPRÁCTICO?

bf49c0208b80ae73b11d5655bfad6204.jpeg


Español

Esta decisión es solamente nuestra: todo el tiempo que nosotros queramos mantener nuestra salud en un estado óptimo.Cuando tenemos algún síntoma, es posible que el cuerpo no haya estado funcionando en su mayor capacidad durante semanas, meses o años antes. Muchas veces, esperamos a tener dolores antes de consultar. Esa puede ser una actitud peligrosa porque las subluxaciones vertebrales muchas veces transcurren “silenciosas” pero están interfiriendo en nuestro estado de salud sin que lo notemos. El dolor o algún otro síntoma obvio puede que sean el último estado de esa disfunción. El cuerpo puede que haya estado luchando con esos síntomas durante mucho tiempo, y puede que ya se haya visto innecesariamente debilitado y desequilibrado, desgastando articulaciones, músculos, ligamentos, tendones, discos…¿Esperamos hasta que salgan las caries para ir al dentista? ¡Seguramente no! De la misma manera, ajustarse la columna vertebral regularmente es la opción más inteligente para anticiparse a los problemas que pueda derivar de una subluxación vertebral. Igual que ir al gimnasio para ponerse en forma o hacer una dieta para bajar peso, una vez que lo hemos conseguido ¿dejamos todo una vez que hemos llegado al objetivo? Es necesario tener ciertos cuidados de mantenimiento para no perder lo que tanto nos ha costado conseguir. Con el cuidado quiropráctico ocurre lo mismo. La decisión es nuestra. Lo ideal, después de pasar por diferentes fases, es una visita cada 3 ó 4 semanas (aunque varía en cada persona) para mantener la columna sin subluxaciones, porque nuestra columna experimenta el desgaste del uso y el abuso diario: trabajar, estar muchas horas sentado, malas posturas, caídas, levantar pesos….El cuidado quiropráctico puede ayudarnos a sentirnos mejor, mantenernos más saludables a lo largo de nuestra vida. La gente que se queja de tener que ir a un quiropráctico muy seguido generalmente es aquella que, cuando el dolor empieza a ceder abandona.

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura