LAS ENFERMEDADES MODERNAS

c5847c7570ef1d133f9eef4b92db5c6c.jpeg

La causa de casi todas las enfermedades modernas viene a consecuencia de un exceso de estrés sobre el organismo, por un sistema nervioso operando en modo supervivencia. Las enfermedades del siglo XXI son muy distintas de las de los siglos XIX y XX. En el pasado, las enfermedades más comunes y devastadoras eran de tipo infeccioso: tuberculosis, hepatitis, gripe poliomielitis…Hoy en día, estas enfermedades, aunque persisten a pesar de la promesa médica y farmacéutica de erradicarlas antes de finales de siglo XX, no son las más frecuentes.

Nuestro estilo de vida y estado mental estresante y la consecuente dominancia del sistema nervioso simpático provocan una degeneración de todo el organismo que afecta todos los sistemas. Dolor de cabeza, ansiedad, palpitaciones, migrañas, ciática…, todos estos síntomas son señales del cuerpo de que algo en nuestra vida no está funcionando. La inteligencia innata se expresa con síntomas para que rectifiquemos nuestro estilo de vida, para que vivamos de acuerdo con nuestro innato. Empieza susurrando, pero si no le hacemos caso, los síntomas son cada vez más severos. La voz del innato aumenta de volumen. Acaba chillándonos. Aparecen patologías como las que hemos citado, por no haber hecho caso a nuestro cuerpo, por vivir en una situación de estrés constante. Todo lo que sea necesario para que nos demos cuenta del problema y actuemos para remediarlo.

Si llegamos a entender esto, entonces sí hay esperanza. Ya podemos actuar: ajustarnos, practicar técnicas de relajación, borrar creencias patológicas…Así podemos restaurar el equilibrio entre el sistema parasimpático y simpático y dar al cuerpo la oportunidad de regenerarse y sanarse.

La quiropráctica desvelada, Tobias Goncharoff, D.C

Aprende más:

¿POR DÓNDE EMPIEZAS?

Hace un par de días, un compañero mío me escribió para pedirme opinión sobre un paciente suyo. Un niño pequeño que acaba de tener su

QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA

Según la definición de la Organización Mundial Salud (OMS) es una profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Dirección: Avenida Tolosa 29, bajo Donostia

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura