Niños

Quiropráctica para Niños

La quiropráctica para niños es diferente que la de los adultos.

 

Los ajustes se realizan a medida de su edad y peso y no se emplea más presión de la que usaríamos para probar si un tomate está maduro. Los niños que acuden a nuestra consulta disfrutan de sus visitas y están deseando volver.

 

¿Has observado alguna  señal de interferencia nerviosa en tus hijos o nietos?

 

Empujar, forzar y girar al bebé a través del canal del parto son prácticas aún demasiado habituales. La cesárea, el fórceps, la succión o unas manos impacientes pueden causar daños invisibles. Incluso los partos “naturales” pueden provocar subluxaciones.

 

Las subluxaciones son zonas de la columna de tu bebé que interfieren o interrumpen los impulsos nerviosos entre el cerebro y el cuerpo.

 

Como no cuentan con las palabras para explicar lo que les ocurre, algunos bebés lloran de manera inexplicable, dejan de comer, sufren alergias o presentan otros problemas.

 

Los recién nacidos y los bebés suelen tender a colocar su cabeza hacia un lado. Estos comportamientos son su manera de aliviar una función vertebral anormal o un sistema nervioso dañado.

 

La quiropráctica ha demostrado ser muy útil para los niños que sufren cólicos. A medida que se reducen las subluxaciones, los patrones de sueño se normalizan.  Muchos padres observan mejoras en otros aspectos de la salud de sus hijos.

 

Aunque el cuerpo joven de tu hijo tiene una capacidad increíble para adaptarse, las subluxaciones no corregidas pueden ser el principio de problemas más graves en el futuro.

 

¿Cuál es la diferencia entre un niño que “pilla todos los virus yque dan por ahí” y un niño que no?

 

Las subluxaciones pueden mermar la capacidad de tu hijo para resistir a las infecciones. Su estómago, sus pulmones, su nariz, sus oídos y su garganta, debilitados por un sistema nervioso dañado, pueden acoger virus y otros microbios.

 

La quiropráctica se centra en restaurar la integridad del sistema nervioso y el funcionamiento de cada célula y tejido.

 

La tendencia actual hacia el cuidado del cuerpo y el bienestar hace que cada vez más pacientes consideren su salud desde un punto de vista holístico y vitalista, confiando en la sabiduría innata del cuerpo. Cada vez más, las familias acuden al quiropráctico buscando que les informen, les asesoren desde una perspectiva natural y colaboren con ellos. Déjanos ser esos profesionales para ti. Bienvenido a la quiropráctica.

 

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Centro Quiropráctico Ana Echeveste

Dirección: Tolosa Hiribidea, 29, 20018 Donostia, Gipuzkoa

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura

Abrir chat