UNA VIDA MÁS LARGA

 Salvo contadas excepciones, a todos nos gustaría tener la oportunidad de añadir años a nuestra vida, especialmente si fueran años con calidad en los que pudiéramos vivir y disfrutar de la jubilación y diferentes actividades.

Aunque es verdad que la gente está viviendo algo más que el siglo pasado, es debatible si la calidad de esa vida es mejor o peor. De todas maneras, sabemos que es posible vivir una larga vida, y con calidad.

Algunos de los factores que contribuyen están fuera de nuestro control, como los genes. Aún y todo, algunos expertos creen que los seres humanos tenemos el potencial de vivir ¡120 a 150 años! Incluso echando por lo bajo, 120 es muchísimo más de lo que vive la mayoría, aunque hay gente que vive más de 100 años demostrándonos que es posible. Si es posible para una persona, quiere decir que el cuerpo está hecho para soportarlo.

Cuando alguien vive más de 100 años, es común que el periódico local le haga entrevistas pidiéndole el secreto de la longevidad. Algunos de esos secretos son realmente sorprendentes y parecen contradictorios muchas veces. Algunos recomiendan beber alcohol todos los días, otros ni probarlo. Unos dicen que trabajo duro, otros que nada de trabajar. Pero a pesar de todas las preguntas que se hacen, nunca se hace ésta: ¿por qué menos de 1 de cada 1000 personas vive más de 100 años? ¿Qué impide al resto llegar a esa edad?

Honestamente, ninguno de los que baten la marca parecen tener el gran secreto y de hecho no hay secreto común para todos ellos. La dieta y el ejercicio son importantes, pero no parece ser el secreto. Muchos tienen dietas comunes y gente con dietas mucho más sanas y controladas ni se acercan a los 100 años. ¿Quiere decir eso que deberíamos olvidarnos de cuidar lo que comemos? Por supuesto que no. Solo quiere decir que tiene que haber algo más, un factor común a todos ellos que evita que el 99,9% de la población llegue a esa edad.

No pretendo tener la solución, es solo una sugerencia. La capacidad que tiene el cuerpo de generar vida, comunicación entre células de todas las partes del cuerpo para una buena coordinación del organismo es esencial para una vida larga y sana. Algunas personas es posible que tengan un sistema nervioso que funcione mejor de manera natural, generadores más poderosos, por decirlo de alguna manera. Claramente, necesitamos ambas. Generar y transmitir esa información. No es coincidencia que los que no llegan a 100 años tienen partes del cuerpo que dejaron de funcionar adecuadamente. El corazón es lo más común, pero no podemos olvidar a los pulmones, los riñones, hígado, etc.…

Otra pregunta interesante. Si el cuerpo está hecho para aguantar 120 años, ¿por qué algunas partes se estropean antes que otras? Una vez más, un factor importante es la falta de información entre el cerebro y ese órgano en concreto. Aquí es donde entra la quiropráctica. Corrige las subluxaciones vertebrales que impiden que el cuerpo tenga ese 100% de información que necesita para funcionar de una manera óptima. ¿Significa eso que ir al quiropráctico te va a garantizar vivir más de 100 años? No, porque me puede atropellar un camión mañana mismo, ¿verdad? Solo quiere decir que, a mismas condiciones, sin subluxaciones viviremos más que con subluxaciones, ya que estaremos asegurando una buena comunicación entre todas las partes del organismo.

LA QUIROPRACTICA TE PERMITE TENER UN SISTEMA NERVIOSO OPTIMIZADO

Aprende más:

Newsletter Diciembre 2020

YA ESTAMOS EN DICIEMBRE Parece mentira pero se acaba el año….  Y ¡QUÉ AÑO! Seguro que tienes ganas de que pase todo… Normal, ¿no? Procuraremos

CÓMO PENSAMOS ES IMPORTANTE

Aquí os dejo una frase, a ver qué os parece… Si quieres pequeños cambios en tu vida, trabaja sobre tu actitud. Pero si quieres cambios

COHERENCIA CARDIACA

¿Qué es? Es un término que se usa para describir el sistema cardiovascular de una persona cuando los mecanismos eléctricos y mecánicos del corazón sincronizan

Ven a nuestra cita informativa

En ella te explicaremos en detalle qué es realmente la salud, qué es la quiropráctica, en qué consiste el cuidado quiropráctico, y resolveremos todas las dudas que te surjan.

Centro Quiropráctico Ana Echeveste

Dirección: Tolosa Hiribidea, 29, 20018 Donostia, Gipuzkoa

Lunes: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30
Miércoles: 15:30 – 19:30
Jueves: 10:00 – 12:00 y 15:30 – 19:30

Centro Quiropráctico Ana Echeveste. Todos los derechos reservados. 

La web www.echevestequiropractica.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Ana Echeveste Aizpurua, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA EN ESPAÑA. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios que se impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. Lamentablemente, y hasta la fecha, nuestros títulos NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA y los profesionales quiroprácticos que pertenecen a la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros quiroprácticos de países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos españoles sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplen los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. Para evitar correr ese riesgo te recomendamos verificar que tu quiropráctico tenga un título reconocido por el E.C.C.E. y que pertenezca a la A.E.Q.

Descarga GRATIS la guía "Lo que 3 semanas en el hospital me enseñaron sobre mi cuerpo y sobre la salud"

Rellena tus datos:

Nota: Recibirás tú libro por correo electrónico, y lo podrás descargar directamente en la página de gracias.

Política de privacidad: Odiamos el spam y prometemos mantener tu dirección de correo electrónico segura